Archivo Mensual: diciembre 2014

5 Consejos Para Comer Saludable

El secreto para adoptar la comida sana está en incorporarla a la rutina. Las prácticas saludables requieren un periodo de preparación y adaptación, pero una vez asimiladas, se convierten en algo natural.

Seguramente que la primera vez que intentaste practicar ese deporte que hoy manejas de manera casi profesional, no tuviste una experiencia satisfactoria. Al inicio se necesitan una serie de prácticas que colaboren en la construcción de hábitos. Una vez aprehendidas, se vuelven parte de la rutina, imposibles de esquivar.

Muchos inconvenientes que nos surgen a la hora de seguir una dieta, se relacionan con la dificultad de mantener la serie de comidas y horarios estipulados. Con el tiempo, abandonamos las indicaciones alimenticias y volvemos a comer alimentos de baja calidad, en cantidades excesivas, y a cualquier horario del día. Es por esto que siempre resulta más efectivo plantearse un estilo de vida saludable que sea factible mantener a largo plazo.

Entonces, al momento de elegir adoptar nuevos hábitos, resulta imprescindible tener en claro qué es lo que concretamente funcionará en nuestro caso particular. Así como las estrías se pueden quitar, la rutina se puede modificar. Aquí compartimos 5 hábitos para hacer del estilo de vida saludable, algo personal.

  1. Almacena alimentos saludables

Te alimentarás con lo que encuentres en tu alacena, así que llénala de productos sanos. Frutas y verduras listas para comer es la mejor opción: manzanas, bananas, peras, frutillas, etc. Granos integrales como avena arrollada, arroz y panes integrales. Y los mejores bocados para toda hora: nueces, semillas y huevos cocidos. Despójate de gaseosas, galletas y cereales azucarados.

alimentos saludables

  1. Come sentado

El momento de la ingesta de comida es esencial para que el cuerpo reciba los alimentos de manera adecuada para lograr una buena digestión. Siéntate para comer, mastica con lentitud, haz pausas y disfruta tu plato.

  1. Elige beber agua

Elimina las calorías líquidas de tu dieta. Deshazte de gaseosas, bebidas dulces, jugos de fruta envasados. Hidrátate con agua fresca y prueba beber un vaso antes de las comidas, seguramente terminarás llenando tu panza con menor cantidad de alimentos.

  1. Ten a mano snacks frutales

Selecciona las frutas de estación que más te agraden y almacena tu heladera con varios tipos de snacks. Prepara ensalada de frutas, macera pulpa para hacer licuados, helados o batidos, y congela trozos pequeños para saborear durante una noche calurosa. Y no olvides tener siempre a mano fruta para cuando salgas. Una manzana para el trabajo, un pote con frutos del bosque para añadir al yogur, o cubos de durazno para agregar al mix de cereales.

snack de frutas

  1. Incluye vegetales en todas tus comidas

Ensaladas con verduras crudas, vegetales cocidos al vapor, al horno o salteados, tartas de espinaca, zanahoria o calabaza, pueden darle color a tus platos y reducir el volumen de carnes que ingieres. Y en días más fríos, incorpora la sopa de verduras a tus comidas.