Las Prótesis de Pene Existen

protesis de pene

Muchas veces quizás escuchamos sobre las prótesis de pene y creíamos que era broma, sin embargo es una realidad. Se recurre a ella cuando la disfunción eréctil no tiene otra solución o cuando el tamaño del miembro es demasiado pequeño.

Muchos hombres que han recurrido a una prótesis han acusado al procedimiento de ser una estafa, esto sucede a menudo en todos los ámbitos; por ejemplo en las inversiones de opciones binarias se cree que el broker que utilizan como 24 Option es estafa porque no reciben una rentabilidad del 100%, pero esto es válido no siempre se consigue una eficacia total. En las prótesis del pene hay un riesgo que va del 10 al 15% y además debemos decir, para evitar confusiones, que no aumenta la libido. Es solo un soporte artificial que logra producir la erección para la penetración.

Hay dos tipos diferentes de prótesis de Pene:

Semi-rígidas

protesis peneanaSe basan en dos varillas de silicona que se instalan a lo largo del pene y brinda rigidez pero a su vez flexibilidad, por lo tanto el miembro se mantiene flácido en situaciones normales y se erecta cuando se va a producir el acto sexual

Inflables

La colocación es más complicada que la anterior, se trata de dos cilindros, un dispositivo de bombeo y un receptáculo de suero salino. Todo se instala en los cuerpos cavernosos del pene. Cuando se quiere llegar a una erección, el hombre debe presionar un dispositivo que está en el escroto y allí se activa el bombeo; luego de la penetración se presiona la válvula y el líquido encargado de la rigidez vuelve al receptáculo y el pene regresa a su posición original.